Cerería El Nazareno ilumina un día histórico para el cautivo de Torreblanca

Nuestra factoría elaboró todas las velas que lució la imagen esculpida por Jesús Méndez Lastrucci y que el pasado lunes presidió el Vía Crucis de las Hermandades y Cofradías sevillanas desde la Catedral.

Con el ritmo de trabajo que llevamos en Cerería El Nazareno, son pocas las ocasiones que tenemos para disfrutar de verdad la Cuaresma. Pero la tarde del pasado lunes fue muy especial, ya que tuvimos la oportunidad de elaborar toda la cera destinada a iluminar la imagen que habría de presidir el Vía Crucis del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla: el Señor Cautivo ante Pilatos de la Hermandad de Los Dolores, también conocido como el Cautivo de Torreblanca. Pero, además, tuvimos el inmenso honor de portar la imagen en su salida desde la Iglesia de Santa Marina. Y hacerlo en un momento único: la primera vez que una Hermandad de Vísperas preside este Vía Crucis.

Toda la fe y devoción de un barrio se trasladó al corazón de la ciudad para rezar por la conversión de un mundo cautivo del pecado. Un barrio lleno de gente trabajadora y humilde que destaca además por su carácter solidario y que supo dar ejemplo de señorío y de responsabilidad en su presidencia del Vía Crucis. Imponente la imagen de sus más de 550 hermanos portando largos cirios en un hermosísimo atardecer sevillano y conmovedores muchos de los momentos, especialmente cuando el Cautivo hizo su entrada en la Catedral por la puerta de los Palos para realizar el Vía Crucis propiamente dicho en el interior del templo.

Desde Cerería El Nazareno, queremos dar las gracias a la Hermandad no sólo por haber confiado en nuestro trabajo para este día que pasará a la historia de todo un barrio, sino también por la inmejorable acogida que nos dispensaron y que siempre llevaremos con orgullo.

2017 © Cerería El Nazareno
Aviso legal