Nuevas composiciones y mejores calidades a precios sin competencia

En la producción de velas, como en la fabricación de cualquier otro producto de consumo, existe una oferta variada que debemos aprender a diferenciar no sólo para que no nos den gato por liebre, sino también para adquirir el producto que más se ajusta a nuestras necesidades. No tiene ningún sentido invertir grandes sumas en algo que no necesitamos sólo porque “alguien” dice que es “lo mejor del mercado”. Lo mejor siempre será el producto que guarda la mejor relación calidad-precio-idoneidad.

Por este motivo, hoy queremos, desde Cerería El Nazareno, explicaros cuáles son las distintas composiciones y calidades de las velas que fabricamos y comercializamos pensando en sus distintas utilidades, y cómo centramos nuestra investigación en procurar dotar a nuestros productos de la mejor calidad dentro de la horquilla de precios más competitivas.

La Cera Máxima 

Es lo que ha ocurrido en los últimos meses con las velas fabricadas con lo que se denomina “cera máxima”. Estas velas han sido utilizadas tradicionalmente para cultos y en menor medida para palios, pero en Cerería El Nazareno hemos trabajado durante todo el verano para conseguir implementar una fórmula con un mayor porcentaje de cera de abejas, gracias al que obtenemos un mejor resultado en color, durabilidad y en la reducción de humo. Como consecuencia tenemos una vela de un precioso color marfil, con un brillo increíble y una terminación fina y elegante, lo que la hace muy apta para la iluminación de palios. Y todo ello, sin renunciar a los métodos de fabricación tradicionales por los que Cerería El Nazareno es un referente y a un precio sin parangón.

La Cera Pura 

La sigue en el escalafón en concentración de cera de abeja la vela fabricada con lo que denominamos “cera pura”. Esta vela, efectivamente, lleva un porcentaje bastante más elevado de cera de abeja, lo que confiere a la vela unas excelentes prestaciones a la hora de arder. Como ya hemos citado antes, a mayor concentración de cera de abeja, más lento quema la vela, y por lo tanto, dura más. Esto se debe a que la cera de abeja es más viscosa, más densa que otros materiales empleados en la fabricación de las velas como las parafinas y otros aceites. Pero el porcentaje mayor de cera de abeja no sólo le aporta mayor durabilidad, sino también la capacidad de proporcionar una luz más cálida y bella y un lagrimeo con mayor volumen.

La Cera Virgen de Abeja

Estas propiedades llegan a la perfección en las velas fabricadas con cera virgen de abeja, una calidad nueva en Cerería El Nazareno. El altísimo porcentaje de cera de abeja que contiene esta vela le aporta una luz y un aroma incomparables y la hacen ideal para iluminar los palios. Además, la práctica ausencia de humo a la hora de arder, que en este caso además es totalmente blanco, supone un seguro para la preservación del patrimonio de la cofradía, ya que el humo no se incrustará en telas, maderas o bordados. Tanto en el caso de las velas fabricadas con cera pura como en las elaboradas con cera virgen, Cerería El Nazareno ha alcanzado un precioso color marfil que es ya sello de la casa, como también lo es el brillo y la finura que presenta la vela.

Además, el sistema de trabajo que emplea Cerería El Nazareno, la inmejorable relación con sus proveedores y su interés constante por innovar posibilitan que los clientes puedan contar con productos de las calidades y composiciones anteriormente descritas a los mejores precios del mercado.

Esperamos que esta información os resulte de utilidad y os recordamos que podéis consultar cualquier duda, sin compromiso, tanto en los teléfonos de Cerería El Nazareno como a través de nuestra cuenta de Facebook. ¡Os espeamos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2017 © Cerería El Nazareno
Aviso legal